Poco para destacar

Con un mal partido en general y un tercer cuarto para el olvido, Aguada cayó ampliamente ante Urunday Universitario y perdió la chance de pelear por el segundo puesto de playoffs. Por Néstor Barrosa.

Mal resultado y poco para destacar en el rendimiento de Aguada, que terminó cayendo categóricamente ante Urunday Universitario por 82 a 64 y sigue alternando buenas y malas en su funcionamiento. El juego comenzó impreciso por parte de ambos, feo de ver. A ritmo de práctica jugaban ambos equipos y hasta con pasajes de doma. Pérdidas, bajos porcentajes, poco goleo.

Aguada tenía una correcta conducción de Leandro Taboada (que arrancó como titular) y su principal opción de gol era Thronton, pero en un pobre nivel ofensivo colectivo que generó apenas cinco conversiones de cancha en todo el periodo. En la visita se destacó Emilio Taboada anotando a distancia y un buen cierre de Crawford, que le permitieron cerrar el cuarto con victoria 15-14.

El segundo cuarto continuó con la misma tónica. Fricción, errores, malos porcentajes, juego muy entrecortado porque los árbitros optaron por pitar todos los contactos y porque la humedad generaba resbalones y parates constantes para secar la cancha. Y dentro lo chato del partido, Thronton seguía siendo el más claro en el ataque aguatero y Emilio el líder ofensivo de la visita; 29 a 29 fue el cierre del primer tiempo.

La ilusión de mejorar para el segundo tiempo se desvaneció rápidamente, ya que el tercer cuarto fue de lo más flojo que se le ha visto al equipo en los últimos tiempos y el dominio de Urunday fue total. La visita se cerró en defensa para intentar contener el juego interno rojiverde y Aguada volvió a caer en la desesperación y la falta de paciencia. Un nuevo pasaje de malas decisiones y de abuso del tiro exterior con pésimos porcentajes (0 de 5 en triples en el cuarto, 3 de 24 en el partido). El desconcierto se trasladó a ambos lados de la cancha y fue donde Urunday tomó el control del juego, comenzó a generar ventajas y empezó a irse en el tanteador. La visita se pasó mejor la bola, tomó mejores decisiones, tuvo en Brown y Taboada dos figuras incontenibles en ataque, anuló las vías de gol rojiverdes y tras marcar un parcial de 34 a 12, ingresó al último cuarto con ventaja de 22, 63-41.

El último cuarto estuvo de más. Aguada no tuvo reacción ni anímica ni basquetbolística para ponerse en partido. Se vio superado en defensa, no se pasó la bola en ataque y tuvo a sus principales individualidades en una muy mala noche, lo cual transformó el juego en ilevantable.

En cifras 82 a 64 terminó siendo el resultado final y la victoria de Urunday Universitario, que dejó a Aguada sin chances de pelear por el segundo puesto y con un montón de preocupaciones en cuanto al rendimiento. Un muy mal partido de Davis, que por momentos hasta se mostró displicente y solo estuvo 13 minutos en cancha (cero puntos), Thronton y Glenn bien controlados en el segundo tiempo, Demian prácticamente anulado por la defensa rival, Izaguirre que sigue sin afianzarse y el resto intentó, peleó pero se vio superado. Noche para el olvido, que esperamos que haya sido eso, una mala noche y nada más.

El goleador del equipo fue Al Thornton con 17 puntos, secundado por Bavosi con 10 y Pereiras con nueve.