Semifinal igualada

Aguada impuso su ritmo desde el comienzo del juego, derrotó ampliamente a Nacional e igualó la semifinal en una victoria por lado. Por Néstor Barrosa

Por 79 a 61 fue la victoria de Aguada en el segundo juego de la serie, que ahora quedó igualada en un triunfo para cada uno. Luego de la mala imagen dejada sobre todo en los primeros quince minutos del primer partido (en los que recibió 45 puntos), Aguada salía a la cancha con la necesidad de ganar y para eso debía mejorar. Y lo hizo.

Volviendo a mostrar desde el arranque la intensidad defensiva que caracteriza al equipo, Aguada comenzó con otra actitud respecto al partido anterior y el primer cuarto se volvía parejo. Defensa intensa que permitió algún punto de corrida, buena circulación de balón en ataque que originó triples a partir de tiros cómodos tanto de Feeley como de Pereiras y Smith mostrando una actitud más determinante que en el primer juego, eran las principales virtudes de Aguada en el primer cuarto. Tal vez la principal carencia estuvo en que Feeley demoró en afianzarse defensivamente y perdió algún rebote que permitieron a Nacional puntos de segunda oportunidad.

En el segundo cuarto volvió a ser determinante el ingreso de Diego García para la doble base con Bavosi y más tarde el de Barriola para elevar el tono defensivo. La primera línea recuperó pelotas que permitieron goles de corrida, Feeley/Barriola/Bavosi aportaron triples importantes y el equipo, que llegó a sacar 10 puntos en el periodo, se llevó el primer tiempo por 40 a 33.

El tercer cuarto comenzó con la misma tónica. La doble base García-Bavosi seguía marcando el ritmo de juego, forzando errores en la ofensiva rival que le permitían a Aguada correr la cancha y repartiendo la bola en ofensiva. Seis jugadores rojiverdes anotaron en el cuarto, en un equipo que generó variantes como para no depender de una figura. Mejoró mucho Feeley en la captura de rebotes y puntos de segunda oportunidad, además de aportar goles de frente y posteado ante los internos de Nacional. A esa altura Nacional se encontraba impotente, malhumorado, desprolijo y solo generaba goles por impulsos individuales de Danridge, que ni por asomo repitió lo hecho en el partido anterior, gracias a la defensa de Fede Pereiras y por momentos de Miguel Barriola. Comenzaba a quebrarse el juego, Aguada finalizaba el cuarto 60-48.

Los diez minutos finales fueron más anécdota que otra cosa. El dominio aguatero era total. Firme en defensa, lúcido en ataque, fuerte de cabeza y con un gran remate de partido de Diego García en ataque, solo había que esperar a que el reloj corriera. La victoria terminó siendo por 18 puntos (79-61), aunque la máxima llegó a ser de 23.

Andreo Feeley fue el goleador con 21 puntos, Fede Bavosi aportó 14, Smith 12 (más siete rebotes, cuatro asistencias, una tapa y dos recuperos). Diego García con 11 y Miguel Barriola con ocho, redondearon un gran aporte desde la banca.