Se cortó la racha

Noche con saldo negativo para Aguada, con derrota en la cancha y con Jeremis Smith lesionado y baja por dos meses. Por Néstor Barrosa

Aguda se estrenó con derrota 74-64 en el torneo Clausura ante Urunday Universitario y al margen del punto no obtenido, sumó otra gran preocupación: fisura en el quinto metatarsiano del pie izquierdo para Jeremis Smith que será baja en el equipo aproximadamente por dos meses.

Partido chato desde el comienzo, en el que Urunday manejó ventajas cortas (no más de tres puntos) y en el que Aguada, si bien encontraba goleo repartido, mostraba problemas en el cerco reboteador y otorgaba segundas chances al rival. Sobre el cierre del primer cuarto, con Demian como principal arma ofensiva y alguna conversión de Smith, el aguatero tomó la ventaja y se quedó con el parcial por 18-17.

El segundo cuarto fue el peor de los cuatro y especialmente para Aguada que si bien comenzó mejor y tomó una ventaja de cinco (24-19), en los minutos en que Smith fue al banco a descansar se quedó sin gol y Urunday lo aprovechó para reponerse y pasar al frente. Sin la presencia de “El Almirante” el equipo estuvo más de tres minutos sin convertir y recibió un parcial de 10-1, lo que obligó a Cabrera a mandarlo nuevamente a la cancha hasta que se dio lo peor. En una incidencia en la que disputaba una pelota cayó muy mal y con visibles muestras de dolor, el juego se detuvo y Jeremis fue retirado directo al vestuario sin poder apoyar su pie izquierdo, para ya no retornar al juego. El minuto restante del cuarto hizo que nos fuéramos al entretiempo empatados en 30.

Pese a la ausencia de quien venía siendo el mejor generador de juego en el equipo, Aguada se las arregló en el tercer cuarto para mantenerse en partido y por varios pasajes dominarlo. Con el juego interno aguatero debilitado, Urunday leyó bien la ventaja y tanto Craig como Soárez comenzaron a lastimar, pero en ataque surgió quien terminaría siendo el mejor jugador rojiverde de la noche, Diego García. Gran cuarto para Diego que convirtió 11 puntos y buen complemento de Curtis peleando en la pintura y Bavosi aportando algunas conversiones importantes. Entrábamos a los diez minutos finales con ventaja 52-49 pero el equipo ya no fluía tanto en ataque.

En los diez minutos finales el juego estuvo parejo, pero el equipo no mostraba lo que puede. La ofensiva no era del todo clara en ninguno de los dos, ambos cometían errores, pero Aguada con algo de García y Bavosi se las ingeniaba para mantenerse al frente, pese a que el equipo comenzaba a mostrar el cansancio natural de haber acortado la rotación. Hasta que a falta de 5:40 para el cierre apareció Elliot en Urunday para comenzar a torcer la historia. De la mano del extranjero, que se volvió imparable ofensivamente, Urunday puso un 12-0 en tres minutos para irse 9 arriba y con dos minutos y medio por jugar, el partido se liquidó. Aguada intentó reaccionar desde lo anímico pero ya no tuvo con qué y la victoria para Urunday se terminó concretando por diez puntos.

El peor de los comienzos posibles tuvo el Clausura para Aguada. Derrota y la pérdida de uno de sus principales referentes en lo basquetbolístico y en lo anímico.

Los mejores rendimientos en materia individual fueron los de Diego García (13 puntos), Dwayne Curtis (12 puntos, 21 rebotes), Demian Álvarez (15 puntos, 4 asistencias) y Federico Bavosi (14 puntos).