Retorno a la LUB con victoria

Aguada reanudó su participación en el torneo local con una gran victoria ante Biguá por 75 a 55 y sumó su tercera victoria en cuatros juegos. Por Néstor Barrosa

Con las bajas de Federico Bavosi y Miguel Barriola, más la circunstancia de haber perdido el derecho a jugar en el Estadio Propio por una nueva suspensión, Aguada llegaba a cancha de Larre Borges dando ventajas, pero las sorteó todas en base a un gran juego colectivo durante los 40 minutos.

Desde el comienzo mismo el equipo entró concentrado (cosa que en partidos anteriores no siempre había logrado) y con una defensa intensa, controló el ritmo de juego y las variantes ofensivas de Biguá. Eso, a su vez, le permitió jugar a su ritmo y sentirse cómodo en ataque. Con Smith dominando a sus defensores (Aguiar y Brause) y convirtiéndose en el eje del equipo, apareció la rotación de bola, el goleo repartido y a los seis minutos ya habían convertido los cinco titulares y le ventaja era de 10 (17-7). El primer cuarto continuó con la misma tónica y se lo llevó Aguada por 27 a 12.

En el segundo cuarto comenzó la rotación, el técnico comenzó a dosificar esfuerzos y el rojiverde perdió claridad en ofensiva, pero mantuvo la tónica de lo que lo llevó a la victoria: un gran trabajo defensivo que nunca perdió su intensidad. El primer tiempo se iba con ventaja aguatera de 17 (38-21) y con sensación de partido liquidado, salvo que pasara algo muy inesperado.

Eso inesperado no sucedió. El tercer cuarto comenzó con la misma tónica defensiva y con Fede Pereiras y Dwayne Curtis gravitantes en ataque y la ventaja se estiró hasta los 27 puntos de cara a los diez minutos finales. Aguada, en 30 minutos de juego, permitía apenas 30 puntos de su rival, que no le encontraba la vuelta para vulnerar la defensa. El partido estaba liquidado desde hacía rato.

El último cuarto estuvo de más. Fernando Cabrera lo utilizó para darle minutos a los pibes, que alternaron buenas y malas pero en líneas generales estuvieron a la altura. Los que más minutos tuvieron fueron Joaquín Rodríguez y Nahuel Lemos, el primero bastante sólido en la conducción, el segundo mostrando ambición, agresividad y buenas condiciones ofensivas. El juego terminó con ventaja de 20, 75-55.

En materia estadística destacar el goleo de Demian Álvarez (17 pts), Dwayne Curtis (16 pts, 11 reb), Federico Pereiras (14 pts) y Diego García (11 pts). Jeremis Smith aportó más en la generación de juego que en el goleo; terminó con siete puntos, seis rebotes y siete asistencias.