El debut...

Llegó el día más esperado y Aguada debutó en Liga Uruguaya con una gran victoria ante Urunday Universitario por 86 a 61.

Por Néstor Barrosa

El comienzo no fue el mejor, los diez minutos iniciales tuvieron desajustes defensivos que le permitieron a la visita convertir con comodidad y tomar la delantera, aunque con diferencias no mayores de los cuatro o cinco puntos. La defensa aguatera no se mostraba firme, las ofensivas no eran del todo fluidas, Aguada encontraba puntos por intentos individuales pero sin elaboración de juego colectivo y Urunday cerraba el cuarto con ventaja de cuatro puntos (24-20).

En el segundo cuarto la historia cambió. Una gran labor defensiva aguatera dejó a Urunday apenas en cuatro puntos en esos diez minutos y, si bien fue el cuarto más flojo del equipo en ataque, comenzaba a aparecer el goleador de la noche (Federico Pereiras) con conversiones importantes, bien acompañado por Jeremis Smith en el comienzo y por Miguel Barriola en el cierre. El cuarto finalizó 15-4 y Aguada se iba al descanso largo con ventaja de 7 (35-28) y con la sensación de que le había encontrado la vuelta al partido.

En el segundo tiempo ya no fue partido. La defensa rojiverde dominó al ataque de Urunday, las ofensivas fueron más claras, apareció la rotación de pelota característica del equipo del Hechicero Cabrera. Aguada imponía su ritmo de juego, se sentía cómodo en ataque, el aro seguía abierto tanto para Fede Pereiras como para Demian y la ventaja se amplió a 15 (60-45) al final del tercer periodo.

Sobró el último cuarto, en el que Aguada volvió a dominar ampliamente y estiró la ventaja hasta 25 puntos. Fue el momento de darle minutos a los pibes, dentro de los que se destacó Nahuel Lemos con ocho puntos, producto de dos triples intentos y dos libres.

Debut auspicioso del equipo, que se retiró ovacionado por la gente que, una vez más, volvió a llenar las tribunas.