Volvió a lo campeón

 📸 YESEGADE para HINCHADA AGUATERAEn una noche llena de emociones para el hincha, Aguada estrenó la defensa del título con una victoria categórica ante Malvín en cifras de 90 a 62.

Por Néstor Barrosa

Foto: YESEGADE para HINCHADA AGUATERA

No era una noche más para los aguateros. Y es que luego de 125 días de espera, salía a escena el campeón, volvía a encontrarse con su público y volvía a ponerse la rojiverde uno de los máximos referentes del club, Leandro García Morales.

Y las expectativas del hincha se colmaron con creces. Fiesta en la tribuna, victoria holgada en cancha, Leandro García Morales exuberante y varios puntos altos en el resto del plantel.

No fueron todas buenas en el comienzo. Los primeros minutos de Aguada fueron malos, con dificultades defensivas, lentitud en las transiciones e imprecisiones a la hora de generar juego. El equipo perdió cuatro pelotas en ataque, le costó mucho convertir y Malvín, con el juego entreverado, lo aprovechó para tomar la delantera y llevarse el primer cuarto 17-12.

Para el segundo cuarto las cosas mejoraron a partir de dos cambios sustanciales. El primero, los ingresos de Sarni, Pereiras e Izaguirre para revolucionar al equipo en velocidad y en intensidad defensiva. El segundo, terminó de entrar en ritmo García Morales. Aguada hizo caer en errores constantes al rival, le provocó seis pérdidas, le impidió tirar y la confianza generada en el aro propio, se trasladó al otro lado de la cancha. Entró el primer triple de Leandro (5 en el cuarto) y la historia comenzó a cambiar. Parcial de 24-12 para Aguada con siete triples (los dos restantes de Pereiras e Izaguirre) comenzar a marcar la cancha y cerrar la primera mitad 36-29 arriba.

Al comienzo del tercer cuarto el equipo no comenzó como había finalizado la primera mitad y con Boome y Dominique asumiendo en ofensiva, Malvín logró ponerse a tres (37-40) pero la respuesta no se hizo esperar. Nueva bomba de García Morales, a lo que se sumó un gran pasaje de Roberts siendo determinante en el juego interno. Dio la sensación de que Aguada volvía a enchufarse y confirmaba el dominio definitivo del juego ante un Malvín que no encontraba herramientas (ni físicas ni de juego) para mantener el ritmo del partido. El tercer parcial se iba con victoria 57-43 para el aguatero y con sensación de partido prácticamente liquidado.

Para no incurrir en ningún tipo de riesgos, los dirigidos por Volcan encararon los primeros minutos del último cuarto resueltos a sentenciar la historia. Apareció Bavosi -que hasta el momento había tenido un buen partido organizando juego- con seis puntos consecutivos, atrás vino Leandro con dos nuevos triples y a falta de seis minutos, el juego se había terminado definitivamente.

La victoria final terminó siendo por 90 a 62 y el estreno del Campeón dejó un montón de cosas positivas, pese a notarse que sigue siendo un equipo en formación y en búsqueda de la química como tal.

Leandro García Morales, en un regreso soñado tanto para el hincha como para él por todo lo vivido, fue la figura excluyente del partido con 34 puntos en 32 minutos y 8 de 16 en triples. Pero no solo se destacó por los puntos. Se volvió a ver al Leandro con lectura de juego y de tiempos e inteligente para generar ventajas.

Lee Roberts terminó con 20 puntos, 11 rebotes y tres asistencias y volvió a mostrar lo visto en los partidos de preparación. Que tiene gol, que puede liderar al equipo en ambos lados de la cancha y que estamos en presencia de un jugador completo.

Pese a que se lo notó fuera de forma aún, Doblas también demostró que va a ser un jugador importantísimo para el equipo. Pese a que sus estadísticas no lucen demasiado (6pts, 6reb) su sola presencia es intimidante, trabajó permanentemente en cortinas a sus compañeros y se mostró como opción de pase cuando el partido indicaba que había que hacer circular el balón. Un jugador sin dudas inteligente, tanto para jugar como para administrar sus propias energías.

Tal vez el más flojo de los tres foráneos haya sido Rose (4pts y tiró para 17) pero de todos modos se pueden rescatar aspectos en su rendimiento. El equipo no precisó de sus goles y lo leyó bien; terminó siendo uno de los dos mejores asistidores del equipo (5ast) y en el aspecto que más dudas había dejado en los partidos previo como era la defensa, sobre todo en el segundo tiempo no desentonó.

Otro debut más que positivo fue el de Mateo Sarni (4pts, 5ast, un recupero y sin pérdidas) que junto con Pereiras (5pts) e Izaguirre (8pts, 4reb) fueron los responsables del quiebre defensivo del partido. Un equipo que había jugado un primer cuarto lento y permisivo, a partir del cambio en la intensidad defensiva terminó haciendo a Malvín incurrir en 20 pérdidas y marcando un 26-7 en puntos de contra ataque y un 28-10 en puntos tras pérdidas.

Dominio total y absoluto de Aguada, victoria más que justificada, fiesta completa en la tribuna y la alegría de volver a ver al equipo en cancha y al #11 de vuelta en casa.