Primera en casa

Con un soberbio trabajo defensivo e individualidades que marcaron la diferencia en ataque, Aguada dominó de principio a fin a Nacional y obtuvo una victoria clara en el primer punto de la serie. Por Néstor Barrosa.

Fue victoria por 85 a 63 para Aguada ante Nacional, en un partido en el que el rojiverde se impuso de punta a punta. En estas series es importante pegar primero y Aguada saltó a la cancha consciente de ello y concentrado desde el primer minuto.

Una gran estrategia defensiva de Volcan, que los jugadores concretaron a la perfección en cancha, permitió al equipo controlar las principales vías de gol tricolores. Feeley, cuya capacidad para defender a Batista estaba en duda para la cátedra, tuvo una gran tarea negándole pase y conteniéndolo cuando intentó imponer sus kilos, e incluso obligándolo a recibir la bola a algunos metros del aro para dificultar sus movimientos. Fueron fundamentales las ayudas en ese sentido y generalmente siempre hubo un perimetral que complementó la defensa y lo incomodó cuando quiso maniobrar.

Igual de importante fue la defensa ensayada contra Danridge por parte de Fede Pereiras, que otra vez lo controló y por momentos lo aisló del juego no dejándole siquiera recibir la pelota.

Crecido en confianza por la gran labor defensiva y con un gran arranque de Bavosi en la conducción del equipo, el ataque fue dinámico, fluido y con generación de tiros claros. Producto de las buenas decisiones ofensivas y con una noche inspirada de los tres extranjeros, Aguada tuvo un altísimo porcentaje de tiro y ya en el primer cuarto tomó una amplia ventaja. El primer cuarto finalizó 28-10, con sensación de que había un solo equipo en cancha.

En el segundo cuarto, a grandes rasgos, se mantuvo la tónica del juego. Si bien el ingreso de Eziuku generó alguna dificultad en la ofensiva aguatera y los porcentajes, además, disminuyeron un poco, el trabajo en el costado defensivo rojiverde siguió siendo brillante y la explicación del resultado. Pese a estar casi tres minutos sin anotar, Aguada mantenía la diferencia y en la segunda mitad del cuarto, con goles de Feeley, Thornton y alguna bola de Joaquín Rodríguez ponía diferencias de 24 al cierre del primer tiempo, 44-20.

El tercer cuarto fue el periodo más flojo de Aguada en el partido. El equipo no entró como en los 20 minutos iniciales y no tuvo la misma efectividad defensiva. Un buen pasaje de Moglia con once puntos prácticamente consecutivos sirvieron para que Nacional acortara en parte la diferencia. Sumado a ello, Aguada no tuvo la misma fluidez en ataque e incurrió en pérdidas y en tiros mal ejecutados. Fue prácticamente el único momento en que Danridge pudo sentirse cómodo en el partido y generar goles de corrida. Como resultado, los tricolores lograban acortar la distancia, aunque nunca lograron bajarla de los diez puntos porque fue el momento para que apareciera la gran figura de la noche, Dwayne Davis. Penetrando, tirando a distancia, generando faltas y embocando los libres, el moreno mostró que tiene todos los golpes y se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para los dirigidos por Gonzalo Fernández. Ni Moglia, ni Danridge, ni De Groat pudieron con él cuando les tocó defenderlo. Sumado a lo de Dwayne, un buen cierre de cuarto de Al Thornton permitió que el aguatero entrara a los diez minutos finales con ventaja de 12 (57-45).

En los diez minutos finales, con más empuje que juego, Nacional echó el resto buscando la última reacción pero esta nunca llegó porque Aguada siempre tuvo respuesta. Con Dwayne Davis en una versión exuberante (13 puntos en el cuarto), más la clase de Thornton y triples en momentos cruciales tanto de Izaguirre como de Bavosi, Aguada volvió a ampliar la ventaja y terminó ganando de manera inobjetable un juego en el que superó al rival en todos los aspectos del juego. 44 a 31 en rebotes, 32 a 20 en puntos en la pintura, 18 a 11 en asistencias, 9 a 5 en recuperos, son algunos de los ítems en los que Aguada cimentó una gran victoria, que terminó siendo por 22 puntos, 85 a 63.

En materia de rendimientos individuales se destacaron los tres extranjeros Aguateros. Davis finalizó con 30 puntos (5 de 9 en triples), Thornton con 20 puntos más 13 rebotes y Feeley con 16 unidades, 11 rebotes y dos tapas.

Pero lo más destacable y la principal explicación de la victoria fue el trabajo defensivo del equipo, principal aspecto en el que se nota el trabajo del cuerpo técnico y que se viene consolidando partido a partido. Aguada pegó primero, se puso 1-0 en la serie y espera el próximo juego que será el jueves a las 21:15 horas.