Primer semifinalista

Luego de quince minutos iniciales parejos, Aguada mostró su mejor expresión individual y colectiva en la serie y se impuso claramente ante Defensor Sporting para cerrar 3-1 la serie y volver a clasificar a semis. Por Néstor Barrosa

Victoria por 93 a 81 de Aguada ante Defensor Sporting lo que le permitió al rojiverde cerrar la serie por tres victorias uno y clasificar por tercera vez consecutiva (séptima en los últimos nueve años) a la semifinal del torneo.

El partido tuvo un comienzo parejo, pero con descoordinaciones defensivas de Aguada que Sporting aprovechó para tomar la delantera. Acosta y Dotti encontraban facilidades para romper la primera línea y anotar en bandeja, Young comenzaba certero en el tiro y el fusionado colocaba 18 puntos en seis minutos. A la ineficiencia defensiva Aguada le sumaba apresuramiento en ataque, lo que redundaba en malos tiros y pérdidas de balón (5). Minuto de tiempo obligado para Volcan, luego del cual el equipo mostró mejoras. Izaguirre a la cancha por un Bryan Davis que aportó poco y nada, elevó la intensidad defensiva y en ataque, si bien el equipo no leyó bien y abusó del tiro exterior, comenzaban a erigirse como figuras los extranjeros Thornton y Davis. Así, con un parcial de 12-5, Aguada se llevó el primer cuarto por 24 a 23.

El inicio del segundo cuarto se presentó más friccionado, con más lucha que juego, con más errores que aciertos por parte de ambos. Clara muestra de ello es el parcial de 6-4 en cinco minutos. Pero con un gran ingreso de Taboada y Joaquín Rodríguez, el equipo elevó el tono defensivo, ganó en intensidad y se fue más cómodo y agresivo al ataque. Aguada generó faltas que aprovechó desde la línea de libres, tuvo a Thornton dominante y hasta un par de triples de Joaquín, lo que le permitió poner un parcial de 16-2, para llevarse el primer tiempo 44 a 31.

A la vuelta del entretiempo el partido comenzó a quebrarse. Con lo sucedido en el Juego 1 latente, Aguada salió a la cancha apretando el acelerador y empezaron a agrandarse las diferencias. Thornton se volvió incontrolable y lastimó por todas las vías (dobles, triples, uno por uno), Dwayne Davis calentó la mano y lo secundó de manera ideal y el equipo en general se mostró confiado y tranquilo para pasarse la pelota. Eso, sumado a que mantuvo la intensidad defensiva, comenzaron a ser demasiado para Defensor que veía a Davis y Dotti controlados y pasó a depender de lo poco que hicieron O’Bannon y Johnson. Ventaja final de 23 al cierre del cuarto (74-51) y partido que pareció liquidado. La diferencia de actitud y de rendimiento entre ambos equipos daba esa sensación.

Al partido le terminaron sobrando los diez minutos finales. Aguada sintiéndose dominador, se dedicó a regular energías y a administrar el ritmo. Thornton y Davis continuaron lastimando en ataque, el rival se terminó de desdibujar y salvo por intentos individuales de Dotti, no mostraba reacción posible. Con el juego totalmente cerrado, algunos puntos del extranjero Johnson (de muy mal juego) maquillaron el resultado, que tuvo ventaja final de 12 (93-81).

En materia individual, varios puntos altos para destacar del equipo. Al Thronton fue la figura ofensiva con 32 puntos (4/7 en triples, 8/9 en libres), secundado por Dwayne Davis con 21 puntos (9reb).

Otro punto alto fue el gran partido de Sebastián Izaguirre que terminó con doble dígito (10 puntos, 10 rebotes) pero que además tuvo una gran labor defensiva, corrió la cancha y trabajó permanentemente en las cortinas.

Y en una noche donde Fede Pereiras tuvo un buen trabajo pero se cargó rápido de faltas, Joaquín saltó a la cancha y tuvo un gran partido. Bien en la defensa de Young y sin que le pesara el juego en ofensiva donde colocó dos triples cuando comenzaba a abrirse el juego, además de aportar asistencias a sus compañeros.

El que tal vez haya lucido menos en la estadística pero nuevamente tuvo un gran ingreso, sobre todo defensivo) fue Leandro Taboada, que desde hace algunos partidos comenzó a consolidarse como el Leandro que Aguada fue a buscar.

Buen cierre de serie para Aguada, que se vuelve a meter en semifinales y ahora espera a Nacional u Olimpia.