A un pasito de Playoffs

Pese a la ausencia de su goleador Dwayne Davis, Aguada funcionó colectivamente y desde la defensa construyó un triunfo ante Trouville que lo deja prácticamente clasificado a la liguilla y los Playoffs. Por Néstor Barrosa

Cifras de 84 a 77 tuvo la victoria aguatera, que deja al equipo en la puerta de la clasificación a la liguilla con dos puntos de ventaja sobre sus más inmediatos perseguidores, con la misma cantidad de puntos por jugar. Uno de esos perseguidores es Trouville, lo que da real valor al punto obtenido en la noche de ayer.

Con Dwayne Davis preservado por una molestia en su espalda, Andrew Feeley en su partido despedida y Al Thornton muy fuera de forma, Aguada encaraba un partido crucial y lo terminó ganando con total justicia, pese a que no fue sencillo.

El juego comenzó con cinco minutos de bastante nerviosismo por parte de ambos equipos y un goleo bajo. La dupla Harrison/Robinson eran el sostén ofensivo de Trouville, mientras que en Aguada había un goleo más repartido, pero con Demian como principal figura. Sobre la segunda mitad del cuarto, una muy buena defensa de Aguada permitió goles de corrida y el importante ingreso de Feeley permitió al equipo tomar control del juego y llevarse el cuarto por 24-19.

Trouville intentó reaccionar desde el comienzo mismo del segundo cuarto y fue más agresivo en defensa. Aguada cayó en imprecisiones ofensivas pero mantuvo la intensidad en defensa. En un cuarto con goleo bajo, Harrison de media distancia y Massa con un par de triples mantenían a la visita en partido, pero tanto Demian como Feeley asumían responsabilidades ofensivas para mantener a Aguada al frente. Al cabo de los primeros veinte minutos, el aguatero seguía cinco arriba (40-35).

El comienzo del tercer cuarto fue el peor momento de Aguada en el partido. Luego de seis puntos en un minuto que permitieron tomar la máxima de nueve (46-37), el equipo se desdibujó y Trouville comenzó a crecer. Marotta comenzó a asumir juego, Harrison continuó lastimando, empezaron a entrar los tiros de Catalá y la visita comenzó a descontar. Aguada, como cada vez que cae en baches defensivos, lo trasladó al ataque con malas decisiones. Volvió a abusar del tiro de tres puntos errando cinco seguidos, perdiendo los rebotes y siendo lento para volver a la defensa, cosa que aprovechó Trouville para correr la cancha y poner un 19-5, que le permitió pasar 56 a 51. Fue momento para la salida de Glenn y el reingreso de Feeley, que terminó siendo fundamental. Seis puntos seguido de Andrew y control total sobre Cáceres en ambos sectores de la cancha, propiciaron la reacción aguatera para retomar ventaja y cerrar el cuarto ocho puntos arriba (64-56).

El último cuarto fue de control. Salvo algún pasaje puntual donde Trouville intentó reaccionar con triples de Robinson y Massa, la conducción segura de Bavosi y las buenas decisiones en ofensiva, mantuvieron a Aguada a salvo y lo encaminaron a cerrar el juego. Demian asistió a Glenn que se tornó imparable y Pereiras tuvo un cierre casi perfecto marcando, recuperando pelotas, corriendo la cancha, reboteando y anotando.

Merecida victoria aguatera que en el balance fue más que su rival y que tuvo como goleadores a Demian Álvarez y Ricardo Glenn con 21 puntos, secundados por Fede Pereiras con 16. En su partido despedida, Andrew Feeley terminó con 12 puntos en 20 minutos y fracción que estuvo en cancha.