Tercera consecutiva

En un partido de alto voltaje y con Dwayne Davis liderando un soberbio último cuarto en materia ofensiva, Aguada se impuso a Nacional por 96 a 90 y estiró la racha positiva. Por Néstor Barrosa

El comienzo del partido no fue bueno para Aguada, que se vio superado en ambos sectores del campo. En ofensiva era bien controlado por una gran defensa tricolor que cortaba los circuitos de juego y en defensa no podía controlar a una de las figuras de la noche -John De Groat- que lastimaba con el tiro exterior y con cortes hacia el aro. A eso se sumaban goles de corrida de la visita tras robos en primera línea o errores no forzados del propio Aguada, que no lograba anotar por ninguna vía. Así, rápidamente, la visita tomaba ventaja de 12 (16-4) y el partido se ponía cuesta arriba. Dwayne Davis intentaba tirar del carro pero no era suficiente, hasta que un buen ingreso de Demian Álvarez ordenó un poco al equipo e hizo que empezara a fluir para descontar diferencias y cerrar el cuarto cinco puntos abajo, 16-21.

El comienzo del segundo cuarto tuvo correcciones defensivas por parte de Aguada y en un par de minutos, el equipo marcó un 7-0 que le permitió pasar 23.21. Pero otra vez reaccionó Nacional que con un par de triples de Izuibejeres, más el aporte de De Groat que seguía siendo incontenible y algunos goles de corrida de Sarni y Danridge, puso un 20-7 en los siete minutos finales y se llevó el primer tiempo por 41 a 30. El rendimiento aguatero era demasiado irregular, cosa que se terminaba pagando cara.

Luego del descanso largo el partido cambió. Una gran intensidad defensiva del local, permitió anular al ataque de Nacional y en el aro de enfrente comenzó a aparecer Davis goleando y repartiendo juego, cosa que le permitió al equipo ganar en confianza. Se abrió el aro para Davis que lastimó por todas las vías, pero también para sus compañeros; y con triples de Izaguirre, Bavosi y Pereiras, Aguada redondeó un 20-6 en cinco minutos para ponerse en ventaja de 50 a 47. Luiego de esta reacción vino un momento de afloje, algunas imprecisiones y nuevamente apareció De Groat para sostener al tricolor. Sumado a eso, un triple de Silvarrey en el cierre permitieron a Nacional volver a irse en ventaja al cierre del periodo por 61 a 57, pero el partido ya era otro.

El periodo final comenzó con un triple de Izuibejeres, pero que fue rápidamente contestado por otro de Bavosi. Nacional seguía intenso en defensa y provocaba algunos errores en la ofensiva aguatera que Danridge aprovechó para estirar la ventaja a nueve (73-64). Pero a partir de ahí terminó de aparecer la gran figura de Aguada en la noche: Dwayne Davis. El moreno mostró todo su repertorio. Puso triples, atacó el aro, puso bandejas, generó faltas y puso los libres, asistió a sus compañeros y, por si fuera poco, provocó la quinta falta de De Groat para que el partido terminara de tornarse favorable. Con el juego interno tricolor debilitado comenzó a pesar la figura de Glenn en la pintura y a eso se sumó un gran cierre de partido de Fede Pereiras peleando cada pelota y poniendo puntos importantes.

Cifras finales de 96 a 90 le dieron la victoria a Aguada, que puso 66 puntos en el segundo tiempo y 39 de ellos en el último cuarto. Destaque especial para Dwayne Davis que terminó con 30 puntos (19 de ellos en el último cuarto, más ocho rebotes y seis asistencias. Pero el equipo tuvo otras figuras destacadas en distintos pasajes. Demian Álvarez (13pts, 7reb, 6ast) fue importante en su ingreso; Fede Bavosi (14pts, 6reb, 5ast) fue regular en los 33 minutos que estuvo en cancha y aportó puntos en momentos clave; y tanto Glenn (14pts, 7reb, 6/7 en libres) y Fede Pereiras (12pts) fueron decisivos en el cierre.

Aguada concretó así su tercera victoria consecutiva (y la tercera de Cortizas como técnico), esta vez contra un rival de fuste, de los que se armó para estar arriba. El próximo partido será el viernes 25, nada más ni nada menos en el clásico.