Estreno con victoria

Luego de algunos días agitados y con el debut de Germán Cortizas como técnico, Aguada se impuso claramente ante Verdirrojo por 100 a 75 y se reencontró con la victoria. Por Néstor Barrosa

Pese a que los últimos días habían sido complicados y a que el nuevo técnico llegaba apenas con una práctica a su estreno al frente del equipo, la diferencia de planteles era notoria y Aguada la hizo pesar desde el comienzo mismo para quedarse con una victoria categórica. Cifras finales de 100 a 75 las del triunfo rojiverde, que comenzó a cimentarse desde el primer cuarto mismo.

Desde el vamos el equipo mostró otra cara respecto a los últimos juegos, fundamentalmente mayor concentración e intensidad defensivas. La actitud misma fue otra desde el inicio, tanto individualmente como en la comunicación entre compañeros.

En ataque, la consigna parecía ser clara: mayor dinámica, mayor verticalidad, mayor agresividad para atacar el aro, intentar cargar la pintura –zona en la que el rival tiene carencias- sea para anotar como para generar ventajas que permitan tomar tiros claros. Y si bien en los primeros minutos se tomaron tiros claros pero que no entraron, la defensa estuvo a la altura y no permitió contragolpes ni goles de corrida. Era cuestión de minutos para que los tiros comenzaran a entrar y así fue. Feeley que había comenzado errático, empezó a embocar y un gran ingreso de Demian permitieron a Aguada cerrar el cuarto con ventaja de 20 (23-3) y prácticamente liquidar el juego en los diez minutos iniciales.

Ya desde el segundo cuarto y producto de la ventaja, Cortizas comenzó a rotar el plantel. Hubo un afloje defensivo natural, pero fue el cuarto donde mejor fluyó el ataque. Con Dwayne Davis como gran generador de juego (10 asistencias), el equipo mostró variantes y convirtió por todos lados. Cuatro jugadores convirtieron triples en el periodo, Glenn resultó incontenible para el juego interno visitante, el equipo pudo correr la cancha a partir de la captura de rebotes defensivos y con parcial de 34-21, el primer tiempo se cerró 57-24 en favor de Aguada.

El segundo tiempo sobró. La ventaja, que llegó a ser de 37 puntos al comienzo del tercer cuarto, terminó siendo de 25 puntos, en un segundo periodo que sirvió al nuevo técnico para mover al plantel, probar variantes, dar indicaciones e introducir nuevos conceptos.

Pese a que la diferencia de potenciales ente ambos equipos es grande, el equipo mostró cosas interesantes. No dependió tanto del tiro exterior como venía sucediendo, apostó a mayor dinámica, ofensivas más cortas y más agresividad para atacar el aro y se pasó la bola con más criterio. En defensa, el ingreso de Pereiras e Izaguirre desde el vamos hicieron elevar el tono de un equipo que, si bien sufrió más de la cuenta en la captura del rebote defensivo, quebró el juego desde la minimización de la ofensiva rival.

Demian Álvarez con 24 puntos y Ricardo Glenn con 22 fueron los goleadores de un Aguada que tuvo otra gran figura en Dwayne Davis con 12 asistencias (10 puntos). Colectivamente se destacan las 30 asistencias y apenas nueve pérdidas, los diez recuperos y los 61 puntos desde la banca.