Victoria arrolladora

Con un rendimiento que rozó la perfección en todos  los aspectos de juego, Aguada aplastó a Malvín por 101 a 64 y acortó ventaja en la serie, que ahora está 2-1 en favor del playero. Por Néstor Barrosa

Consciente de que la serie se volvería demasiado cuesta arriba en caso de no ganar, Aguada salió a la cancha a mostrar su mejor versión desde el primer minuto y a adueñarse del trámite. De principio a fin la victoria de Aguada, que estuvo los 40 minutos al frente en el tanteador y que desde el comienzo sorprendió al rival.

El primer cambio estratégico fue defensivo, con Pereiras marcando a Cabot y no a Mazzarino como en los dos juegos anteriores. Fede repitió un gran trabajo defensivo individual, que además le generó a Malvín dificultades en la organización de juego. Cabrera optó por liberar un poco más a Mazzarino aun arriesgando a que tomara mayor cantidad de tiros, pero en contrapartida intentar cortar los circuitos de juego de Malvín. Y le salió bien. Al término del primer tiempo Malvín sumaba apenas 24 puntos de los cuales 14 eran de Mazzarino, pero el equipo sufría para encontrar otras vías de gol claras, perdía balones en ofensiva y se generaban espacios para que Aguada corriera la cancha y encontrara puntos de corrida.

Como pasó en toda la temporada, cada vez que Aguada defendió bien, ganó en confianza para ir al ataque. En el aro rival se recuperó la identidad del equipo. Paciencia para leer la defensa, movilidad, rotación de pelota, pase extra, un muy buen partido de Smith (pese a la lesión) para postearse y generar juego de adentro hacia afuera, permitían que Aguada tomara tiros claros y a veces varias veces sin marca. De la mano de la buena distribución de juego vinieron los altos porcentajes (51% en triples) y, por si fuera poco, el equipo mantuvo algo que ya había tenido en los dos juegos anteriores: el dominio del rebote ofensivo para generar puntos de segunda oportunidad.

La combinación fue letal para Malvín. Con una alta eficiencia defensiva más la claridad ofensiva, Aguada dominaba el trámite y sacaba 15 puntos de ventaja ya en el primer cuarto (26-11).

El segundo cuarto, como todo el partido, siguió con la misma tónica. López probó variantes, tanto de integración como de sistema defensivo, pero Aguada siempre tuvo la paciencia y la confianza necesarias en ataque para continuar dañando. El equipo continuaba leyendo bien las ventajas y mantenía la agresividad e intensidad defensiva para limitar al rival. Malvín seguía dependiendo casi exclusivamente de Mazzarino, mientras Aguada repartía juego y encontraba gol en varias manos. Feeley a distancia y desde el poste bajo, Smith atacando el aro, corridas de Pereiras, Bavosi con lanzamientos exteriores, Barriola (que otra vez tuvo un gran ingreso en ambos sectores de la cancha. Aguada estiró la ventaja y se fue al entretiempo ganando por 20, 44-24.

El tercer cuarto fue el del quiebre definitivo. Malvín intentó meter en juego a Passos que, si bien aportó algún punto, fue bien controlado y no pudo desequilibrar y Souberbielle intentó asumir, pero la superioridad aguatera era notoria y en ataque seguía siendo imparable. Feeley seguía encontrando gol por varias vías, Bavosi aportó goles pero ante todo controló el ritmo del juego, Pereiras continuó con su gran labor defensiva y generó puntos tras pérdidas y, en el momento clave, apareció el capitán. Un gran cuarto ofensivo de Demian atacando a McGuire le dio a Aguada un parcial de 30-22 y el partido se cerró definitivamente. Al final de los 30 minutos, ganaba Aguada 74 a 46 y la historia estaba resuelta.

Nada cambió en los diez minutos finales, en los “el Hechicero” terminó mandando a los juveniles a la cancha para cerrar un juego que terminó convirtiéndose en la victoria con mayor diferencia en la historia de las finales de Liga Uruguaya: 101 a 64.

De esta forma, Aguada se quedó con la victoria y acortó diferencias en la serie, que continúa con desventaja pero ahora de 2 a 1. El viernes irá el cuarto partido.

Andrew Feeley fue el goleador con 24 puntos (5 de 6 en triples), secundado por Demian Álvarez y Federico Pereiras, ambos con 14 unidades. Bavosi terminó con 13 puntos, Nahuel Santos con 10 y Jeremis Smith con ocho, más ocho rebotes.