Puntazo en la playa

Aguada cerró una gran semana derrotando a otro candidato, Malvín, a domicilio y por 81 a 79. Por Néstor Barrosa

Con una gran ilusión, por el rendimiento del equipo en el partido anterior y por el retorno al equipo de Jeremis Smith, Aguada colmó su sector en el gimnasio de Malvín y el equipo volvió a responder.

Desde el comienzo mismo del juego, y con Smith en rol de eje de la ofensiva y generador de ventajas, el equipo mostró movilidad y rotación de balón, para que aparecieran goles claros y repartidos. Demian y Fede Pereiras eran los principales anotadores, pero seis jugadores convirtieron puntos en el cuarto. Y en defensa se comenzaba a vislumbrar lo que se sería una de las claves de la noche. Gran intensidad colectiva en general, más una gran labor individual de Pereiras sobre Mazzarino que prácticamente no podía entrar en juego. Pereiras lo siguió por toda la cancha, le negó línea de pase y, las veces que recibía, nunca le permitió sacar tiros cómodos. Por ahí pasaron las explicaciones para que Aguada se llevara el primer cuarto por 24 a 17.

En el segundo cuarto López cambió y mandó una doble base Cabot-Santiso, que elevó el tono defensivo del rival. Los primeros minutos fueron complicados para Aguada, que se sintió incómodo en ataque y cayó en pérdidas e imprecisiones. Recién cuando se jugaban tres minutos y medio logró mover el tanteador con libres de Smith (que debió reingresar) y a los cuatro minutos cayó la primera anotación en tiros de cancha. De todas formas, el trabajo defensivo seguía siendo bueno y se mantenía una ventaja de cinco (28-23). Demian Álvarez, Nahuel Santos (de muy buenos minutos) y algo de Bavosi cerraron el periodo como sostén ofensivo ante un Malvín que, muy bien defendido en sus principales circuitos de juego, solo se mantuvo en partido por un elevadísimo porcentaje de triples. El primer tiempo también fue para Aguada, por 40 a 36.

El comienzo del tercer cuarto mostró lo mejor de Aguada en cuanto a goleo. Con Demian Álvarez movedizo, participativo y certero desde el triple, Feeley aprovechando la ventaja física ante sus marcadores para postearse y sumando algún lanzamiento exterior, el equipo logró sacar la máxima de 12 y se afianzaba, en juego y en confianza. El trabajo defensivo seguía siendo muy bueno y solo Cabot lanzando a distancia y Souberbielle atacando el aro, aportaban goles en el playero. Al final de los 30 minutos mandaba Aguada, que ingresaba a los diez minutos finales sólido y con ventaja de 11 (63-52).

Los diez minutos finales comenzaron con Malvín ajustando en defensa, entreverando el juego ofensivo aguatero y comenzando a descontar lentamente, con Galloway tomando las principales responsabilidades en ataque. Así fue que a falta de cinco minutos, la ventaja quedaba reducida a dos puntos (67-65) y el partido se iba a final cerrado. Fue momento para que Bavosi (como en partidos anteriores) volviera a tomar las riendas del equipo. Clarito de nuevo el “Mono” que solo tomó decisiones acertadas tanto para convertir como para generar juego y que a partir de su gran lectura de juego, Aguada encontrara gol por varias vías. Barriola, des tres puntos y desde los cortes al aro, Feeley posteado, Demian asumiendo riesgos, Pereiras con algún recupero y corridas de cancha, mantenían a Aguada al frente como desde el comienzo del partido. Del otro lado, recién sobre el cierre pudo aparecer Mazzarino que hasta el momento llevaba apenas tres puntos. El clase A de Malvín recién sobre el cierre pudo escapar de la defensa de Pereiras (a esta altura el mejor defensa de la Liga Uruguaya) y sus lanzamientos de tres puntos fueron la única explicación para que la victoria aguatera terminara siendo apretada. Pero fue victoria al fin, totalmente merecida y la segunda en la semana ante rivales pesados.

Los goleadores en Aguada fueron Feeley y Álvarez con 18 puntos, sedundados por Bavosi con 15 y Pereiras con 11. El retorno de Jeremis Smith, al que por momentos se le notó la falta de competencia, lo tuvo en cancha 25 minutos con siete puntos, cinco rebotes, tres asistencias y tres recuperos.