Victoria categórica

Aguada visitó a Olimpia en la cúpula y se trajo un triunfo impostergable, inobjetable y de principio a fin. Por Néstor Barrosa

Luego de un nuevo extenso parate, Aguada volvió a la actividad con una gran victoria ante Olimpia por 88 a 73. De punta a punta el triunfo aguatero que marcó la cancha desde el comienzo mismo del juego, impuso su ritmo, controló trámite y score y terminó imponiéndose sin sobresaltos.

Con concentración e intensidad defensivas, Aguada controló las vías de gol de Olimpia y, como generalmente pasa cuando el equipo logra defender, a partir de la buena defensa se fue al ataque con fluidez, con confianza. Rotación de bola, pase extra, goleo repartido, puntos de contraataque, en definitiva… todo lo que hace que el equipo se sienta cómodo.

Ya en el primer cuarto la ventaja era de 12 puntos (25-13) y, salvo intentos puntuales de reacción del rival que fueron bien controlados, la diferencia de juego tendió a ampliarse y la ventaja en el tanteador a estirarse. Tal vez el único punto débil haya sido en el rebote, donde Paul Harrison se tornó incontenible por momento y le permitió a Olimpia acceder a muchos puntos de segunda oportunidad (24-6), pero la superioridad en el resto de los ítems de juego fue absoluta y se reflejó en el resultado.

Aguada ingresó con ventaja de 18 puntos a los diez minutos finales (69-51) y si bien Olimpia intentó reaccionar, no pudo acortar a menos de 14. El equipo se mantuvo sólido, el perímetro aportó puntos y la ventaja se estiró rápidamente a 24 (88-64) a falta de dos minutos y fracción. Fue momento para mandar a los pibes a la cancha y, si bien Olimpia logró colocar un 9-0, fue solo para maquillar el resultado porque el partido estaba liquidado hacía rato.

Colectivamente se destacan varios números: 27 asistencias, ocho recuperos, dos tapas, para un equipo que tuvo 13 pérdidas; 56% de efectividad en triples (14 de 25) para un equipo que, al margen de los números, dejó como positivo acercarse al nivel de juego que todos esperamos y que todos sabemos que tiene y puede mostrar.

A nivel individual, Demian Álvarez fue el goleador con 30 puntos (6/10 en triples), seguido por Smith con 13, Curtis y García con 12 (Dwayne con nueve rebotes, Diego con seis asistencias). Fede Bavosi tuvo un gran partido en la conducción con 11 puntos y nueve asistencias.

Punto fundamental pensando en la recuperación definitiva luego de la desmedida sanción que nos ocasionó la pérdida de dos puntos.

Otro punto no menor para destacar en estos tiempos difíciles que está viviendo el club: el nivel de acatamiento de la decisión de la asamblea de socios. Pese a no contar con la solidaridad del rival de turno (uno más), la brava muchachada cumplió con el mandato del club y en su inmensa mayoría, no asistió a la cita. Medida dura, tal vez polémica, pero que está tomada y debemos apoyar.