Punto fundamental

Aguada sumó su quinta victoria y eso de por sí es lo relevante en estas instancias, pero sigue generando dudas y sin convencer. Por Néstor Barrosa

Otra vez fuera de casa por los temas conocidos (ojalá tomemos conciencia de lo importante que es jugar en nuestro Estadio), Aguada se enfrentó a Bohemios en cancha de Larre Borges y se quedó con una victoria ajustada en cifras de 77 a 75.

Otra vez un muy mal comienzo de juego; otra vez una muy mala actuación defensiva; otra vez permitiendo casi treinta puntos en el primer cuarto; otra vez predecibles y sin ideas en ofensiva. No habíamos llegado a los cinco minutos de juego y todo el quinteto titular de Bohemios había convertido y goles de todo tipo. Triples, penetraciones, tiros de cuarta. No parábamos a nadie. En ataque solo funcionaba Demian asistiendo a Curtis y algún aporte puntual de Bavosi (que salió por un tirón en un posterior y no volvió a ingresar) y Smith. Cuando quisimos acordar estábamos 17 abajo (29-12) hasta que apareció un triple de Demian que acortó a 14 para cerrar el primer periodo. 

Para el comienzo del segundo cuarto hubo ajustes, tanto de integración como de sistema y la defensa mejoró. Casi tres minutos sin recibir puntos, pero que no se aprovecharon del todo porque la ofensiva seguía trancada. Predominaba la ansiedad, se jugaba con más ganas que básquetbol. Siete puntos, todos de Demian Álvarez, hasta que recién a los cuatro minutos apareció un doble de Barriola y recién a los cinco un par de libres de Pereiras. Se había logrado controlar la ofensiva rival, pero nos faltaba en el aro de enfrente. Dominados por la ansiedad de descontar, se tenía poca paciencia y por momentos hasta se domaba. El partido entró en un pozo por parte de ambos y el que mejor lo aprovechó fue Fede Pereiras que, con siete puntos consecutivos, nos dejó 35-40 al término del primer tiempo.

El tercer cuarto fue parejo. Stewart y Keeley, los extranjeros de Bohemios, sostuvieron la ofensiva del rival, a la que se sumó algún punto de Rodrigo Trelles. En Aguada siguió aportando en ambos aros la dupla Pereira/Barriola y aparecieron un par de triples de Diego García. Dentro de la paridad y con ambos equipos alternando buenas y malas, el cuarto se fue con parcial de 20-18 en favor de Bohemios, que entró a los diez minutos finales con ventaja de 60-53.

En el afán de ser optimistas, lo rescatable del último cuarto fue la defensa. El equipo se pareció mucho más a lo que todos queremos verle defensivamente durante los 40 minutos. Primera línea agresiva, concentración para negar línea de pase, mucho recupero. Y a partir de la defensa intensa, surgieron oportunidades para correr la cancha y para encontrar goles fáciles. A eso se sumó un gran cierre de juego de Demian Álvarez poniendo bolas clave y, pese a alguna mala lectura de juego en el cierre, alcanzó para ganar y para sumar un punto importantísimo.

Lo destacado en materia estadística, 24 puntos de Demian Álvarez, 16 de Federico Pereiras y 12 de Diego García. Noche floja de los extranjeros; Curtis (10p, 8r) sigue sin llegar al nivel que puede y Jeremis Smith, complicado en tema de faltas, aportó apenas cuatro puntos (tuvo cinco pérdidas).