Gran victoria! Necesaria

Aguada protagonizó una gran remontada y obtuvo un puntazo, sobre todo en lo anímico, ante Hebraica y Macabi por 86 a 83.

Por Néstor Barrosa

Luego de una semana de muchas complicaciones, Aguada llegaba a cancha de Tabaré para medirse ante Hebraica y Macabi, buscando cambiar la pisada. Y el partido nuevamente arrancó mal. Otra vez permitiendo goles fáciles del rival, otra vez en desconcierto defensivo, otra vez permitiendo cincuenta puntos en el primer tiempo. Si bien es cierto que, en parte, se debía a porcentajes llamativamente altos de acierto de Hebraica, no menos cierto es que volvimos a permitir demasiados goles fáciles por desajustes defensivos. El rival nos atacaba con comodidad, porque el equipo daba ventajas.

En ataque, otra vez trancados. Algo de Smith y algo de Bavosi, sobre todo de cuarta distancia. Pero el equipo otra vez no fluía, la bola no circulaba, mucho más pique y consumo de segundos que pase extra. Poca claridad. Parciales de 25-18 y 51-34 tuvieron el primer y segundo cuarto. Y la sensación era la peor.

En el tercer cuarto hubo una notoria mejoría en actitud defensiva, una primera línea mucho más agresiva y eficiente. De la mano de una buena defensa y con el Monito asumiendo el goleo y la distribución de juego, el equipo comenzó a fluir un poco más en ataque. El cuarto no sirvió para acortar ventajas pero nos dejaba la sensación de que nos podíamos poner en juego. Nos pusimos a cuatro faltando poco para terminar el cuarto, pero cerramos mal el cuarto y seguíamos 14 abajo. Pero sintiendo que se podía.

El último cuarto fue el momento de echar el resto y el equipo estuvo a nivel de juego y anímicamente a la altura, muy importante esto último dadas las circunstancias. Fede Pereiras, de noche no tan clara en ataque, fue un protagonista fundamental en defensa controlando e incomodando a Leandro. A partir de esa defensa a quien todos sabíamos que iba a asumir y bien acompañado por Bavosi, García y Demian, el equipo logró imponer su ritmo e incomodar a la ofensiva de Hebraica. Se forzaron tiros incómodos, Smith y Curtis se adueñaron del rebote, el equipo ganó en confianza y comenzó a notarse en ataque. Demian, que en la mayor parte del juego se mostró impreciso, comenzó a poner bolas importantes. Bavosi y Smith siguieron efectivos y liderando. Y Aguada, pese a que siguió cometiendo errores por apresuramiento o mala lectura, terminó imponiendo el ritmo que le convenía y marcando un parcial de 28-11 para ganar, que era lo imperioso.

¿Hay cosas para mejorar? Sí, muchísimas. Pero hoy necesitábamos ganar, lo hicimos y de una forma que nos viene bien.

Lo resaltable en materia estadística: 23 puntos, nueve rebotes, seis asistencias de Jeremis Smith; 20 puntos de Demian Álvarez; 19 puntos de Fede Bavosi.