El clásico fue rojiverde

Aguada volvió a quedarse con el clásico del básquetbol uruguayo, obtuvo su segunda victoria en tres presentaciones y amplió la supremacía sobre Goes a 57 ganados, 50 perdidos.

Por Néstor Barrosa

Fue victoria por 70 a 65 para el aguatero que, al igual que en los dos juegos anteriores, mostró dificultades para entrar en ritmo en los minutos iniciales. Goes defendía mejor, dificultaba la conversión del ataque rojiverde y corría la cancha, lo que le permitió tomar la primera ventaja de seis o siete puntos. Con su extranjero Brown y Sebastián Vázquez como principales figuras, el misionero lograba marcar el ritmo de juego y, dentro de un cuarto que no fue bueno, daba sensación de sentirse más cómodo en cancha. Promediando el cuarto, Diego García fue quien mostró más claridad y comenzó a asistir a Smith y Curtis para acortar ventajas y cerrar el primer chico con desventaja de cuatro (12-16).

El segundo cuarto comenzó de la misma manera. Aguada desordenado, desprolijo, cometiendo muchos errores en ambos tableros y Goes dominando en la pintura y en el medio juego. Rápidamente la ventaja se estiró a nueve (15-24); Jackson y Brown se volvían difíciles de contener. Fue momento para que el Hechicero mandara a la cancha dos cambios que realmente cambiaron. Federico Bavosi ingresó en la conducción y aportó goles, defensa en primera línea con un par de robos que dieron lugar a goles de corrida; Miguel Barriola ingresó para defender a Brown y lo hizo de gran forma, además de aportar los que nos tiene acostumbrados. Fue el mejor momento de Aguada. Demian se soltó en ofensiva, Curtis comenzó a afianzarse en el poste bajo, Fede Pereiras (otra vez figura) comenzó a tomar protagonismo y el equipo puso un parcial de 21-8 que le permitió cerrar el primer tiempo arriba por un doble

(36-32).

El comienzo del tercer cuarto mostró los siete mejores minutos de Aguada en el partido. Bavosi continuó marcando el ritmo de juego y aportando algún gol importante, la sociedad Demian-Curtis volvió a hacerse dominante, Fede Pereiras encontraba conversiones desde afuera, Barriola aportaba algún gol además de su gran labor defensiva, el aguatero se iba 14 arriba y comenzábamos a sentir que podía ser el momento del quiebre definitivo. Goes no le encontraba la vuelta en defensa y se nublaba ofensivamente. Pero vinieron tres minutos finales de cuarto muy malos. Se le dio descanso a Curtis (cargado de faltas y ahogado) pero no a Demian, que también lucía cansado y comenzó a tomar malas decisiones. Nos entreveramos en ataque y le permitimos al rival hacer lo que mejor hace: correr la cancha, salir de contraataque. Eso le sirvió a Goes para acortar y entrar al cuarto final a siete puntos (52-45). Todos teníamos la sensación de que les habíamos “hecho precio” para lo que había sido el cuarto.

Los diez minutos finales volvieron a ser lo que mostraron los anteriores. Juego de rachas. El cuarto lo comenzó mejor Aguada. Smith y Curtis aportaban sus puntos, Pereiras puso un par de triples fundamentales para volver a sacar once, pero también se cometían errores y se perdían bolas que no deben perderse. Se volvió a encender el extranjero Brown, Brian García y Alejandro Acosta fueron los que se sintieron más cómodos en el entrevero y comenzaron a encontrar sus puntos y Goes rápidamente descontó y llegó a pasar 65-64 a falta de poco más de tres minutos. En el embudo del partido, quien volvió a hacer mejor las cosas fue Aguada que, sin jugar del todo bien cometió menos errores y forzó un mal cierre del misionero. Goes se quedó sin gol, no tomó buenas decisiones y, ante un equipo como Aguada que viene más acoplado, con más trabajo y más acostumbrado a cerrar este tipo de juegos, lo terminó pagando caro. Aguada colocó un 6-0 en los minutos finales y se terminó quedando con un nuevo clásico para alegría de todos.

En el balance general, la alegría de volver a quedarnos con el partido que siempre queremos ganar, algunos pasajes de buen juego, pero la sensación de que sigue habiendo mucho para corregir y mejorar. Pero el punto quedó en casa y es lo que todos deseábamos.

En materia de estadísticas, destacar que los cinco titulares convirtieron 10 o más puntos. Demian 15, Curtis 13 (más 9 rebotes y 3 asistencias), Pereiras 13 (3/6 en triples), Bavosi 12 y Smith 10. Apenas 14 asistencias para un equipo que promedia en el entorno de las 23 y 15 pérdidas, hablan a las claras de que pese a la victoria, el equipo sigue teniendo mucho margen para mejorar.

Para cerrar el comentario, repudiar enfáticamente lo sucedido en el entretiempo, donde un grupo de parciales del tradicional rival exhibieron una bandera alusiva a Los Rodrigo. Lamentable, absolutamente condenable. Lo único que opacó la fiesta. Ojalá encontremos la solución para que estas cosas dejen de pasar en nuestro deporte.