Derrota inesperada

Contra los pronósticos de varios de nosotros mismos, Aguada cayó en su segunda presentación por Liga Uruguaya. Fue victoria de Larre Borges por 67 a 63 en un partido raro.

Por Néstor Barrosa

El equipo estuvo lejos del nivel que todos esperábamos, fundamentalmente en materia ofensiva.
Nos enfrentábamos a un equipo con un plantel notoriamente inferior, pero aun así no fue nuestra noche. Desordenados en general, poco volumen de juego en ataque, malos porcentajes de tiro, nunca logramos imponer nuestro ritmo de juego, ni fluimos en ataque todo lo que puede este equipo y lo pagamos caro. Apenas destellos individuales ocasionales en un equipo que todos sabemos y sentimos que puede de dar más.
Juego de ventajas cortas. La máxima de Aguada fue de seis, la máxima de Larre Borges fue de cinco, pero todos sentíamos que Aguada no estaba siendo lo que todos sabemos lo que puede ser este equipo.
Nos impusieron su ritmo. Nos desordenaron. Nos llevaron a su juego. Por momentos nos malhumoraron. Nos ganaron en buena ley. Primó la identidad de Larre Borges por sobre la nuestra. No fue nuestra noche.
Datos anecdóticos mientras volvemos a casa masticando la derrota. Smith y Fede Pereiras fueron los dos goleadores, ambos con 13 puntos, secundados por Dwayne Curtis con 12 más 11 rebotes.
Mala noche la del lunes. Ya nos ponemos todos a pensar que va a ser una buena noche la del viernes.