"DE A POCO VAMOS GANANDO NUESTRO LUGAR"

Yamila Rodríguez, jugadora de Aguada femenino, al igual que Micaela Martínez y Analía Martínez, estarán representando a Uruguay en los Panamericanos Universitarios de San Pablo a disputarse entre el 19 y el 29 de julio.

Por Aguada PLUS

El básquetbol femenino ha crecido notoriamente en los últimos meses en nuestra institución. Producto de ello, hoy en día no solo se encuentra el primer equipo, sino también niveles formativos.

Yamila habló con Aguada PLUS sobre la actualidad en Aguada y lo que se viene representando a Uruguay.

¿Cómo llegó a Aguada femenino?
Me anotó mi madre cuando tenía 5 años, aunque en realidad aún no se había formado Aguada femenino. Ahí fue cuando llevamos a todas las que estaban en el jardín conmigo. De a poco se pudieron ir comprando pelotas. Después Aguada disolvió el básquetbol femenino y nos fuimos para otros clubes. Hasta cuando nos enteramos que este año se volvía a armar, fui la primera en decir: "este es el año, tenemos que volver a jugar juntas".

¿Cree que las expectativas previas se han cumplido?
Sí, a pesar de que yo estuve lesionada y hace poco me incorporé de nuevo, de a poco vamos mejorando como equipo. Estamos con otra cara frente a la Copa de Plata y el profesor que tenemos -Adrián Infantini- ayuda mucho.

En cierto pasaje del campeonato sufrieron cambio de entrenador, ¿cómo lo manejaron?
Fue difícil, al principio porque no sabíamos que iba a ser de la categoría, pero por suerte vino Adrián y mejoramos en todo sentido, como técnico y como equipo. Le estamos metiendo para ser mejor cada día.

¿Qué apoyo le brinda Aguada como institución?
El tema de los horarios de las canchas a veces son medio complicados debido a que Aguada alquila mucho la cancha, pero de a poco vamos ganando nuestro lugar. Ahora pudimos agregar un día más de entrenamiento y de físico, logramos que nos pongan calefones para poder ducharnos y ahora con el tema del viaje nos permiten hacer cantina para recaudar fondos.

¿Cómo se dio la posibilidad de defender a Uruguay en los Panamericanos Universitarios? ¿Fue sorpresivo?
Sí, la verdad que ninguna de las 3 lo esperábamos. Yo estaba en el vestuario de Aguada, cambiándome, y llega una compañera y nos dice que tenía una noticia. Nunca imaginamos que fuera esa. Como ya habíamos pasado por el CEFUBB, ya habíamos entrenado con la selección nos tuvieron en cuenta y nos llamaron, pero en realidad nunca nos esperábamos eso. Nosotras decimos que es como un regalo que nos dio la vida por tanto sacrificio que hicimos y porque nunca dejamos de jugar al básquetbol. Como jugadora es un sueño. Estamos agradecidas con Alejandro Álvarez, que es el profesor de la selección, por tenernos en cuenta.